• Estás aqui:
  • Inicio









Después de la espera, finalmente hemos recibido las donaciones que generosamente nos enviaron el Colegio Larramendi, San Sebastián.

Sabemos que los profesores,  padres y niños del Colegio Larramendi han hecho un gran esfuerzo por reunir todo lo que nos llegó, y apreciamos profundamente que fueran expresión de la verdadera caridad, ya que muchas cosas no sólo estaban en excelente estado, también había artículos nuevos, esperando ser estrenadas por los niños y adultos de Honduras. La caridad no es dar de lo que nos sobra o nos molesta en el armario, sino dar parte de nosotros mismos, a veces haciendo un pequeño sacrificio para dar a otros la expresión del amor cristiano. Muchas gracias. Realmente se nota cuando algo está hecho con amor.

Una vez recibido el envío, y con la participación de personas de la comunidad, procedimos a organizar y seleccionar todo. Hemos estado cerca de tres semanas en estos quehaceres. Algunos de los artículos, sobre todo juegos y libros, los destinamos a la biblioteca que abrimos los sábados y a la que acuden niños de la colonia. Ellos estaban realmente encantados. Suelen venir a leer y practicar con los juegos de mesa, pero el primer día que vieron lo que enviaron, el tiempo pasó volando y estuvieron toda la mañana, tan ocupados en admirarlo todo.

No queda mucho más que decir, más que repetir “GRACIAS” nuevamente. Ha sido muy hermoso ver la alegría de muchas personas, alegría que se ha generado a partir de la generosidad de quienes no conoceremos personalmente, pero a los que queremos hacer sentir nuestro sincero agradecimiento.


Desde Honduras, reciban un afectuoso abrazo.